RAYO. Natalia Pablos

"El carnet femenino es una estrategia para cargarse la sección"

"Económicamente, el Rayo Femenino le da muchos ingresos, pero en el propio equipo se invierte lo mínimo" explica la jugadora.

Escrito por Lunes, 05 Agosto 2019

    Charlamos con la legendaria jugadora del Rayo Vallecano Femenino sobre la polémica decisión de la Junta Directiva del club de 'ofertar' un abono independiente para la sección femenina.

    Natalia Pablos, la jugadora más importante de la historia del Rayo Vallecano Femenino (con permiso de Alicia) accedió hace unos días a hablar con Pasión por el Rayo sobre la polémica generada en torno al equipo femenino tras las últimas decisiones de la Junta Directiva del club.

    El presidente de la entidad, Raúl Martín Presa, aseguró en la rueda de prensa de presentación de la campaña de abonos que el Rayo creaba un carnet femenino para igualar en derechos y deberes a los primeros equipos de ambas secciones. Una medida que fue calificada por Peñas y organizaciones rayistas como una subida encubierta del precio de los abonos y una venganza por la obligación del nuevo convenio firmado con la Comunidad de Madrid que obliga a la entidad de Payaso Fofó a abrir el estadio a su sección más laureada.

    A Natalia le duele especialmente las medidas tomadas sobre el Rayo Femenino en el que jugó 15 años repartidos en dos etapas: "Lo del carné para el femenino vuelve a ser una estrategia del presidente para cargarse la sección. Intenta demostrar que no interesa la sección femenina y, aunque la realidad es que ya es un producto que económicamente le da muchos ingresos, en el propio equipo se invierte lo mínimo".

    La ex delantera rayista va un paso más allá al describir la campaña de abonados como "una locura. Los precios son desorbitados. Al presidente le da igual que la afición sea obrera, sólo le importa sacar dinero a toda costa y de donde sea. No está pensando en nadie, sólo en sacar beneficios sin pensar en la economía de los realmente importantes: los aficionados. Me cuesta pensar que se llegue a los 10.000. No piensa que la gran mayoría son trabajadores y que económicamente les supone un esfuerzo. Si el Rayo tiene algo valioso, esa es la afición y se la cuida muy poco".

    Natalia no tiene demasiada confianza en que las protestas puedan cambiar algo: "A los únicos que va a afectar es a los propios aficionados.  Los jugadores jugarán igual y al presidente le dará exactamente igual. Ojalá sirviera de algo, pero si después de todas las protestas no ha reaccionado, dudo que lo haga ya".

    Accede como simpatizante PxR para comentar

    Próximo partido


    Descubre la nueva PxR APP