OSASUNA 1 - RAYO 1. Crónica

El Rayo se abona al empate

Los de Mïchel se adelantaron antes del descanso pero no aguantaron el marcador ante el empuje de Osasuna en la segunda mitad

Escrito por Viernes, 02 Febrero 2018

    El Rayo Vallecano empató ante el Osasuna en un partido marcado por la nieve caída en El Sadar (principalmente en la recta final del partido). Debutó Elustondo y redebutó Bebé, ambos en la segunda mitad.

    El Rayo se abona al empate

    Ficha técnica:

    C.A. Osasuna (1): Herrera, Oier, David, Fran Mérida (De las Cuevas, minuto 82), Quique, Torres (Borja Lasso, minuto 57), Lillo, Sebas Coris (Arzura, minuto 80), Aridane (A), Lucas Torró y Kike Barja.

    Rayo Vallecano (1): Alberto, Baiano, Amaya, Dorado, Alex Moreno, Fran Beltrán (Elustondo, minuto 67), Unai López (Comesaña, minuto 92), Embarba, Chori Domínguez (Bebé, minuto 59), Trejo (A) y Raúl de Tomás.

    Goles: 0-1. Minuto 43. Embarba; 1-1. Minuto 63. Oier.

    Arbitro: Cuadra Fernández.


    El Rayo Vallecano sumó un nuevo empate, y ya es el undécimo de la temporada, ante el C.A. Osasuna en un partido marcado por las adversas condiciones meteorológicas y en el que debutó Elustondo y redebutó el portugués Bebé. Los vallecanos, con el empate, mantienen por detrás a un rival directo como es el conjunto rojillo, aunque lo hace con el 'golaverage' en contra tras el 0-3 que los navarros endosaron al conjunto de Míchel en la primera vuelta.

    Para empezar, el técnico vallecano decidió que no era momento de cambiar nada y, aunque Fran Beltrán jugó con la selección española sub-19 entre semana y pese a disponer de jugadores como Velázquez o Comesaña para modificar algo, pensó que debía dar continuidad al bloque que arrasó al Lorca siete días atrás. Enfrente, el Osasuna, que genera dudas y que sigue buscando su mejor versión, se presentó ante los vallecanos con todo lo disponible para plantar cara a un Rayo que quiso hacerse fuerte en el partido desde el arranque.

    La primera media hora de los Míchel fue de mucho nivel. El Rayo dominaba el balón, maniataba a su rival y únicamente dejaba lugar a alguna contra que pudiera inquietar por momentos a los centrales (Amaya y Dorado) o al portero, Alberto. Nada más iniciarse el choque, Raúl de Tomás, que fue el gran héroe del partido ante el Lorca, remató fuera la primera llegada de los franjirrojos. Apenas se alcanzaba el minuto uno y el Rayo daba su primer aviso.

    Con una defensa muy adelantada y con la intención de presionar arriba para robar balones y generar acciones de peligro tras recuperación, los de Míchel se volcaron sobre su rival. Un centro lateral de Embarba sería mal despejado por Aridane, que a punto estuvo de sorprender a su portero. Antes del primer cuarto de hora, sería Alex Moreno el encargado de generar peligro por la banda izquierda, aunque su pase final sería interceptado por Oier ante la llegada del Chori. 

    La posesión pertenecía al Rayo, que dominaba el juego con el balón en los pies, y tras varios minutos de tranquilidad volvería a la carga en busca del primer gol de la noche. Remató de cabeza De Tomás, pero su intento se marchó fuera. Tampoco encontraría puerta Antonio Amaya, que había subido a rematar un córner y que remató cruzado sin poder sorprender a Herrera. 

    El Osasuna entre tanto seguía a la expectativa de los posibles errores del Rayo y no sería hasta el minuto 33 cuando buscó con peligro real la puerta de Alberto. Un remate de Kike Barja obligaba al cancerbero franjirrojo a enviar a saque de esquina que, en este partido, no serían tan peligrosos como en ocasiones anteriores.

    En el tramo final del primer período, el Rayo volvería de nuevo a meter más intensidad a sus acciones de ataque y, fruto de ello, lograría ponerse por delante en el marcador. Primero lo intentó De Tomás, que estuvo menos acertado que la semana anterior, y después sería Embarba, con mayor fortuna. El extremo controló con el pecho un envío del 'Chori', orientó hacia portería y golpeó con pierna izquierda para conseguir el 0-1 en el minuto 43. El Rayo cerraba el primer período en ventaja.

    En la segunda mitad cambió el panorama. El Osasuna fue menos condescendiente y buscó jugar más en campo del Rayo. Apretó con fe, salió con ganas y bloqueó a los vallecanos, que tenían muchas dificultades para sacar el balón jugado como habían hecho hasta entonces. En el 54, Alberto salvaría al Rayo por primera vez tras remate de Quique junto al palo izquierdo y un minuto más tarde, una jugada con varios remates casi a bocajarro, rechaces, balón al palo y despejes inverosímiles de Baiano y Amaya, el Rayo mantenía milagrosamente la ventaja.

    El empate llegó en el minuto 63 tras un centro lateral rematado con mucho ímpetu por Oier, que le ganó el salto a Baiano para devolver un punto a los suyos. Tras el gol, y sobre todo en el último cuarto de hora, el Rayo acabó mucho más entero que su rival, generando peligro de nuevo y mereciendo la victoria que finalmente no llegaría. Embarba siguió generando peligro por la izquierda, ante las inadvertidas incorporaciones de Bebé, que tuvo un mano a mano con Herrera que no supo resolver, y de Elustondo, que sustituyó a Beltrán, que se retiraba con molestias físicas.

    El partido acabó con el Rayo apretando en campo contrario y buscando una victoria que no supo aguantar tras adelantarse antes del descanso.

    Accede como simpatizante PxR para comentar

    Descubre la nueva PxR APP



    Pasión por el Rayo cumple nueve años

    Nuestra web dio sus primeros pasos en Septiembre de 2008, tras el ascenso a Segunda División

    Pasión por el Rayo ha alcanzado los nueve años de edad. Nuestra web, una de las pioneras en la información diaria y continuada del club de Vallecas sigue su andadura y lo hace con la misma ilusión y las mismas ganas que en sus inicios.
     
    Siempre apoyados en un principio de equidad, imparcialidad e independencia, hemos tratado de llegar a todos los puntos informativos que tenían como protagonista a la franja roja.
     
    Muchas gracias a todos los que, de una manera u otra, habéis participado en este ilusionante proyecto que sigue trabajando para, dentro de unos meses, poder celebrar nuestro décimo cumpleaños.