CRÓNICA

Rayo Vallecano 0 - Mirandés 1: Quiero y no puedo

Nueva oportunidad desperdiciada por el equipo entrenado por Andoni Iraola que suma 4 derrotas en casa en la segunda vuelta

Escrito por Miércoles, 14 Abril 2021

    El equipo franjirrojo desaprovechó sus oportunidades para ponerse por delante mientras Dimitrievski lo paraba todo y lo pagó caro en un malentendido de Fran García

    Rayo Vallecano 0 - Mirandés 1: Quiero y no puedo

    Ficha técnica:

    Rayo Vallecano (0):Dimitrievski, Mario Hernández (A), Catena, Saveljich (Joni Montiel, minuto 79), Fran García, Mario Suárez (Óscar Valentín (A), minuto 72), Santi Comesaña, Isi (Bebé, minuto 66), Pozo (Qasmi, minuto 72), Álvaro García (A) y Guerrero (Andrés Martín, minuto 66).

    Mirandés (1):Lizoain, Victor Gómez, Vivian, Berrocal (Genaro Rodríguez, minuto 81), Carlos Julio, Caballero (Álex López, minuto 78), Meseguer, Moha, Javi Muñoz, Pablo Martínez y Cristo (Mario Barco, minuto 87)

    Goles: 0-1 Minuto 72. Cristo.

    Arbitro: Sánchez Lopez.

    VAR: Iglesias Villanueva.


    RAYO VALLECANO 0 (-) - MIRANDÉS 1  (Cristo)

     

    Un partido que hemos visto demasiadas veces esta temporada. Un quiero y no puedo constante. Esa es la sensación que a cualquier rayista se le quedó cuando Sánchez López señaló el camino a los vestuarios allá por el minuto 94 de partido. El Rayo Vallecano desaprovechó la enésima oportunidad de aspirar a todo y tendrá que seguir sufriendo para lograr el último puesto que da acceso a la promoción de ascenso.

    Iraola dispuso muchos cambios en el 11 inicial. Hasta 6 novedades con respecto al choque contra el Girona cuando solo la de Trejo era baja obligada. Ante la semana vital de 3 partidos quedaba claro que el técnico de Usúrbil prefirió no hacer caso a la máxima de que lo que funciona no se toca. Era más importante dar descanso a las piernas de algunos de sus futbolistas más cargados de minutos: Mario por Advíncula, Catena por Martín, Mario Suárez por Óscar Valentín, Isi por Bebé, Pozo por el citado 'chocota' y Guerrero por Antoñín. En el Mirandés, una alineación más esperada debido a sus múltiples bajas por el brote de coronavirus.

    La revolución rayista no pareció funcionar en los primeros minutos. El cuadro rojillo quería la pelota y dificultaba enormemente la circulación de balón de los franjirrojos. En una contra Meseguer avisó de las intenciones del equipo de Anduva con un zapatazo desde 35 metros que el guardameta macedonio rechazó como pudo junto al palo. Fue el toque de atención que necesitaba el Rayo para despertar de la siesta. Empezó a crecer por la banda izquierda con 'Los García' y la visión de Pozo quien, con un magistral pase de primeras, dejaba sólo a Álvaro García dentro del área. Era un regalo preparado para ponerle el lazo. Pero la pierna derecha del extremo zurdo mandaba el disparo demasiado alto.

    No se amedrentaron los visitantes que iban a protagonizar sus mejores minutos de la primera mitad. Presionante, dominante y eléctrico a la contra. En una pérdida de Santi intentaron sorprender a Dimitrievski desde fuera del área y en una de Pozo pusieron a prueba sus reflejos con una parada salvadora en un mano a mano con Pablo Martínez. Miles de rayistas contuvieron la respiración en ese minuto 26 conscientes de lo que se jugaba sobre el césped. Pero Vallekas no es fiera para domar y no se arrugaron los franjirrojos con transiciones y contras rapidísimas. En una de ellas, Pozo se encontraba con los guantes de Lizoain cuando intentaba superarle de vaselina.

    El alto ritmo facilitaba las imprecisiones y cualquier pérdida era castigada por los dos equipos. Pero ninguno de los dos era capaz de desplegar su mejor juego. La balanza al descanso caía del lado castellano-leonés. El primer acto se iba a cerrar con una falta directa de Guerrero que se fue lamiendo el palo.

    Si el Rayo quería cambiar el guión del partido no lo demostró en el inicio de la segunda mitad. Ni imprimiendo más velocidad a su fútbol ni más control. Sí iban a seguir llegando las ocasiones. Álvaro García volvía a quedarse solo ante Lizoain tras un gran pase en diagonal de Isi. El extremo se iba a adornar en exceso tirando un sombrero al portero cuando la jugada pedía pegarla a romper. La respuesta del Mirandés no se hizo esperar con una doble ocasión de Pablo Martínez. Pero Dimitrievski puso el candado a la portería de Teniente Muñoz Díaz con otra intervención milagrosa y la ayuda del poste derecho.

    Empezó el cuadro visitante a acumular muchos jugadores en ataque e Iraola introdujo cambios para buscar la contra a los espacios. Entró Bebé, Andrés, Qasmi y Óscar Valentín. Pero el efecto no fue el deseado. Primero Moha volvía a poner a prueba al portero rayista. Después, en un malentendido entre Dimitrievski y Fran García le regalaron una pelota dividida a Cristo que no dudó en golpear seco y raso poniendo el 0-1. Quedaba un cuarto de hora para evitar que los de José Antonio Martínez volvieran a meterse en la pelea por la promoción de ascenso.

    Pero el marcador no se iba a mover. Los cambios de Iraola hicieron que el equipo perdiera el poco juego entre líneas que tuvo en algunos momentos del choque. Los últimos minutos fueron un constante intento de colgar balones al área desde posiciones imposibles. Pudo el Mirandés sentenciar pero los guantes del hombre del partido lo evitaron. Un quiero y no puedo constante. El reflejo en el espejo de toda la temporada.

    Accede como simpatizante PxR para comentar

    Próximo partido


    Descubre la nueva PxR APP