Entrevista

Paco Jémez: "Ha sido el año más difícil de mi carrera como entrenador"

Pasión por el Rayo entrevista al entrenador con más partidos en la historia del club con motivo de su partido 200 ante el Zaragoza

Escrito por Lunes, 06 Julio 2020

    "Hay que entonar el mea culpa. Los mejores son los que ganan cuando deben ganar y nosotros no hemos estado a esa altura".

    Paco Jémez: "Ha sido el año más difícil de mi carrera como entrenador"

    Es prácticamente imposible resumir una entrevista de más de media hora con Paco Jémez en apenas unas líneas que enganchen al lector. Por eso os invitamos a escuchar al completo esta extensa conversación con el entrenador con mayor número de partidos en el banquillo del Rayo Vallecano.

    Pasión por el Rayo entrevista al técnico franjirrojo en En Clave de Franja en la previa de su partido 200 al mando del club vallecano poco antes de medirse al Zaragoza. Un partido que dirimirá el futuro de esta plantilla y este cuerpo técnico.

    Errores propios, problemas extradeportivos, su relación con el presidente Raúl Martín Presa y con David Cobeño, y algunos de los récords que marcan su carrera como rayista forman parte de esta interesante charla.

    Pasión por el Rayo: Lo primero espero que lo del otro día no fuera grave porque nos dejaste preocupados porque no pudiste atender la rueda de prensa.

    Paco Jémez: Nada grave. Te agradezco que te preocupes pero todo bien. Me disculpé por no haberos podido atender en la rueda de prensa. Muchas gracias.

    Me alegro. Vamos con el fútbol. Viaje a Zaragoza, un rival que seguro que te va a traer muchos recuerdos.

    El hecho de que no haya gente en el campo también lo va a hacer diferente. Cuando vas a un sitio como Zaragoza en el que estuve 5 años y medio jugando tienes muchos recuerdos pero en todos ellos están los aficionados. Es un equipo al que le tengo mucho cariño pero jugar en La Romareda vacía va a ser raro. Pero es lo que nos toca ahora y hay que afrontar los partidos sin gente.

    ¿Es el partido más importante de la temporada?

    Lo son todos pero este tiene algo muy importante por lo que conlleva y no solo los 3 puntos. Si somos capaces de ganar aquí es un acicate moral para el equipo porque el mensaje es que podremos ganar en cualquier sitio y a cualquier equipo. En la mayoría de los partidos la dinámica es que el equipo suele ser mejor que el contrario y tiene más ocasiones pero nos está faltando el empujón final de traducir en puntos esa superioridad.

    De no ganar serían 5 partidos consecutivos sin victoria en un tramo decisivo de la temporada.

    Ahora no se puede fallar porque son partidos decisivos. El equipo está haciendo bien las cosas pero faltan los resultados y esperamos que vuelvan a favorecernos. Este partido en particular es muy importante porque hay algo más que 3 tres puntos y somos conscientes de ello. Nos motiva ir allí, ganar y meternos en la pelea por estar entre los 6 primeros.

    Y también será especial porque será tu partido 200 en Liga en el banquillo del Rayo Vallecano

    No lo sabía, mira, ¡muchas gracias! Espero que sean muchísimos más. En el Rayo me siento cómodo, me siento en casa. Es un club que me ha dado todo como jugador y como entrenador. Ser el entrenador con más partidos de la historia del club es un orgullo y un honor. Pero soy una persona ambiciosa que siempre quiero más y espero que el número siga creciendo. Es un orgullo y un honor ser el entrenador de este equipo que tanto me ha dado en mi carrera.

    Hay otros récords asociados a esos 200 partidos en Liga como el hecho de haber conseguido la mejor clasificación histórica del Rayo Vallecano en primera división. ¿Crees que eso te ha condicionado como entrenador desde entonces y ha sido un listón deMasiado alto que superar?

    No sé. Todos buscamos hacer bien y nos fijamos en los resultados. Conseguir la mejor clasificación de un club es importante pero ahora quizá es anecdótico. Conseguimos el máximo de temporadas consecutivas en primera con el Rayo jugando un muy buen fútbol y eso desde luego puso el listón alto. Pero eso a mí me gusta, me gusta que me exijan. Pero también hay que entender el trasfondo de este club que es un club humilde que queremos que poco a poco sea más grande. Y cuando estás en primera división encuentras unas grandes diferencias presupuestarias que hace que lugar en Primera sea muy difícil. Por eso hay que poner en valor lo conseguido durante esos años.

    Y este año, el récord histórico de 20 empates en una temporada cuando siempre has dicho que no te gusta ese resultado.

    No me gusta empatar. El empate se puede dar como consecuencia de lo que ocurre en el campo pero no me gusta. Y no sé por qué ha pasado. Somos un equipo que nunca hemos salido a empatar y nuestra forma de juego no va con eso. No tengo una explicación para haber empatado tantos partidos. Si fuéramos un equipo defensivo o que si se pone por delante se echa para atrás, lo vería lógico. Pero es que la mayoría de partidos jugamos a tumba abierta, a ganar, terminando muchos partidos con defensa de 3 por la necesidad de los encuentros. No sé explicar por qué hemos tenido tantos empates. Me cuadraría más haber tenido más derrotas para nuestra forma de jugar pero creo que también es algo anecdótico. El fútbol a veces te da estas cosas sin que puedas explicarlo.

    Los empates son parte del fútbol pero lo que no es parte del fútbol es todo lo extradeportivo que ha sucedido este año (abonos, partido suspendido, el lío de Advíncula, la pandemia, los ERTEs, los contratos a última hora). ¿Es difícil mantener así la concentración del cuerpo técnico y la plantilla?

    Sin duda. No quiero que sirva de excusa porque nunca lo pondré como excusa. Yo soy el máximo responsable de los resultados deportivos sean cuales sean. Pero ha sido un año muy complicado desde el inicio. Todo lo que podía salir bien o mal, salía mal. Ausentarse de todo eso es complicado. Me hubiera gustado que muchos problemas internos y externos se hubieran gestionado muchas cosas de otra manera y que nos han obligado a solventarlo y que nos afectase lo menos posible. Ha sido un año tremendamente complicado y difícil. Creo que ha sido el año más difícil de mi carrera como entrenador sin lugar a dudas. Tantas circunstancias no nos han dado tranquilidad aunque no quiero ponerlo como excusa. La intranquilidad estaba siempre ahí por unas razones o por otras. Nunca sabes qué hubiera pasado de no haberlas tenido pero como entrenador me hubiera gustado que se hubieran solucionado de otra manera o que no se hubieran dado.

    La última, la baja de Milic. ¿Contabas con él? ¿Te trastoca los planes? ¿Te lo esperabas?

    Yo me imaginaba que algo iba a pasar. Esto se tenía que haber gestionado mejor de manera global obligatoria para que todos los clubes hubieran hecho lo mismo. Legalmente lo que dijo la UEFA de que se prolongaban automáticamente los contratos no era muy legal. Intuía que algún equipo iba a perder jugadores como nos ha pasado con Antonio. Era nuestro único central zurdo, ha jugado muchísimo y era muy importante. El hecho de perderlo, que ya lo intuía, pues hombre... me hubiera gustado que se hubiera quedado. Hemos tenido muchísimos problemas con los otros jugadores y eso ha generado incertidumbre con contratos renovados el mismo día que terminaban. El problema lo han tenido la mayoría de equipos por culpa de la pandemia. Nosotros en el cuerpo técnico ya le habíamos comunicado al club que nosotros no íbamos a abandonar el barco y nos íbamos a ir el 30 de junio. Por suerte nosotros solo hemos perdido a Antonio. Otros clubes han perdido a más jugadores y creo que se había tenido que gestionar de otra manera global.

    Supongo que esa comunicación de la que hablas fue vía Cobeño porque comentaste que con la presidencia no hablabas desde hace meses. ¿Cuál fue el detonante? ¿Qué pasó ese día en el que dijiste "hasta aquí"?

    Sí, todos los contactos durante casi todo el año han sido a través de Cobeño. Para mí es un canal válido porque lo que le digo a Cobeño sé que llega donde tiene que llegar. El otro tema, es un tema muy delicado. Todos hemos cometido errores y tomado decisiones que podían haber sido mejores. Creo que es un tema personal y de los temas personales no me gusta hablar demasiado. Tomé la decisión con mi parte de culpa y responsabilidad porque consideré que lo mejor era mantener la distancia y no seguir enfrascado en una situación que bajo mi humilde punto de vista se podían haber hecho de otra manera. Y sobre todo tomé la decisión por salvaguardar la tranquilidad del grupo. Después del fallecimiento del padre de Raúl (Martín Presa), una persona tremendamente extraordinaria a la que todos queríamos y apreciábamos, la cosa todavía se complicó más porque hubo muchas decisiones en torno al club con respecto a muchas cosas que se podían haber hecho de otra manera y en las que el contexto no ayudó demasiado. En la última semana tenemos pendiente una reunión. Yo quiero sentarme con Raúl, tenemos que hablar, no creo que sea bueno este distanciamiento aunque creo que ha sido necesario. Yo soy una persona que intentan conseguir las cosas a mí manera y si no puedo o me voy o tengo que hacer algo. Y en ese momento lo decidí así porque me afectó mucho que algunas decisiones generaban demasiada intranquilidad en el club cuando lo que deberían hacer es justo lo contrario: generar tranquilidad. Pero bueno, esa es mi opinión. Fueron muchas gotitas que fueron llenando el vaso y antes de generar un problema personal preferí mantener la distancia. Espero que la reunión sea pronto y pondremos nuestros puntos de vista en común e intentaremos que las cosas vuelvan a su cauce y que todos reconozcamos que hemos podido hacer las cosas mucho mejor y que las decisiones que hemos tomado no solo no han sido buenas sino que han afectado demasiado. Y sobre todo para que en el futuro no pase. Peleamos demasiado con factores externos como para encima tener que pelearnos por factores internos. Sería muy fácil decir que todo es culpa de Raúl pero no es así. Todos somos responsables de nuestros actos y en aquel momento lo que me pedía el cuerpo era eso y así lo hice.

    ¿A esa reunión con Martín Presa vas a asistir con la decisión tomada sobre tu continuidad en el banquillo del Rayo?

    Cuando me siente hablar con Raúl, quiero hablar muchas cosas que tengo pendientes con él. Y no sólo hablar, también escuchar, entender muchas cosas que han pasado y por qué han pasado. No creo que sea una reunión para hablar del futuro porque tampoco sé la idea que tienen ellos. Hemos hablado de muchas cosas estos días pero no de eso porque tenemos que estar centrados en el objetivo y dependerá de los resultados y de la capacidad que tengamos para ser honrados y decir si queremos seguir trabajando juntos. Pero esta reunión no es para eso. Cuando acabemos y veamos dónde hemos llegado y si las dos partes estamos de acuerdo y hemos arreglado las cosas. Yo como entrenador no quiero estar en un sitio donde vuelvan a ocurrir muchas cosas que han ocurrido este año porque no estoy dispuesto a pasar por eso y sobre todo una segunda vez. Me faltarían fuerzas para aguantar esas situaciones. Quiero entender por qué han pasado y luego ya se vería la continuidad. Depende de muchas otras cosas. Primero de si estamos convencidos de que podemos seguir trabajando y ya te adelanto que es muy complicado. Pero bueno las reuniones están para hablar y limar asperezas. Y luego plantearnos un proyecto en el cual tengamos sólo que pelearnos con otros equipos y no entre nosotros porque eso es darle demasiada ventaja al rival.

    ¿Te planteaste dimitir?

    Ha habido situaciones de tanta tensión y de tanta falta de entendimiento por parte de todos que no me faltaron ganas. Pero luego lo pensaba tranquilamente y no podía irme. Creo que sólo me iría al minuto siguiente de un club si mis jugadores me dijeran que no me entienden o que no están a gusto conmigo. Pero eso no ha sucedido. Yo he entendido que un club no es sencillo de llevar y que no todo puede ser como yo quiero que se haga. Este año me he pensado si merecía la pena y algún arrebato me daba pero eran pensamientos para mí que luego analizaba fríamente y no podía traicionar a esta afición y a mis jugadores. Todo lo que pasaba llegaba a frustrarnos, a no entender la situación y a la impotencia de tener que luchar contra algo que crees que se podría haber evitado.

    Como pasó con el rifirrafe con Cobeño, ¿no?

    Yo soy una persona que me gusta las cosas así. Los maridos se pelean con sus mujeres, los padres con los hijos y los hermanos entre sí. ¿Por qué no puede haber una pelea, en un contexto entendible, con gente que trabaja junta? Hemos sufrido mucha presión, frustración y hemos tenido situaciones en las que nos hemos enfrentado entre nosotros. Es casi un milagro que enfrentándonos así tengamos alguna opción de poder ascender. Y nos hemos enfrentado porque Cobeño y yo somos los dos que estamos todos los días allí y que lidiamos con todos los problemas que hay incluyendo hacer cosas sin saber por qué se hacen. Eso genera mucha tensión y en un momento dado un comentario con la crispación que hay es el detonante. He discutido con él más veces que no habéis visto. Luego nos hemos dado un abrazo y yo tengo muy buena relación con Cobeño. Él también está pasando por un mal momento. Está teniendo que comerse muchas situaciones que no le correspondería comerse y está ahí como hombre de club y está dando la cara. Todos tenemos un momento en el que explotamos y en ese punto explotamos los dos con la mala suerte de que allí había dos cámaras que lo grabaron. Pero como esa hemos tenido unas cuantas este año y no pasa absolutamente nada. Nos llevamos bien y tenemos confianza para decirnos las cosas claras. Lo prefiero así a tener rencillas, no poder hablar y tener una mala relación. El Covid-19 nos ha llevado incluso a una situación extrema y creo que era necesario explotar porque somos personas que estábamos en una situación que necesitábamos sacar toda la mierda que teníamos dentro.

    Volviendo a lo deportivo, el equipo ha tenido también muchas situaciones que han condicionado la temporada. Lesiones de Bebé, Alberto García, Ulloa, Santi Comesaña, Andrés Martín, Pozo... El empate en Cádiz en uno de los mejores partidos del año, sufrir la remontada en Coruña con el problema de los centrales... ¿Cómo asimila eso el vestuario?

    Este año hemos sido bueno en encajar todo eso. El equipo creo que ha merecido más de lo que lleva ahora en la tabla. Sin ir más lejos el partido de Málaga era para haber ganado 2-0 o 3-0 por ocasiones, por juego, por empuje... Y nos fuimos con 0-0. El fútbol te lleva a sitios donde crees que no mereces estar y ha habido detalles que no hemos sabido controlar. Lo hemos encajado y tengo muchísima fe en los jugadores y en el equipo. Quizá nos falta contundencia para sacar más resultados positivos porque si ves los números el Rayo hace mucho más que el contrario en todos los partidos pero esos detalles nos han condenado a estar más abajo de lo que esperábamos. Pero por suerte aún quedan 5 partidos para sacar ese fútbol que a veces nos ha faltado. Hemos tenido muchas eventualidades y lesiones de jugadores muy importantes como Bebé, Ulloa, Alberto García, Emiliano Velázquez, Santi Comesaña... Lo hemos encajado como hemos podido pero para mí el mejor mensaje es que después de haber pasado todo eso y de todos los problemas que hemos tenido tener oportunidad de todavía meternos en la promoción de ascenso debe servirnos de aliciente. La gente entiendo que debe exigir que estemos más arriba pero para nosotros la lección es que aún podemos hacer una buena temporada.

    No va a ser sencillo. El equipo ha pinchado en 9 de las 11 ocasiones que ha tenido para meterse en ese play-off.

    Tampoco sé decirte por qué. Hemos dejado pasar muchas oportunidades, que es un error y fallo nuestro, y cuando eso sucede es porque pasa algo. No creo que sea presión o miedo. Pero hemos tenido muchas ocasiones para ello y lo hemos desaprovechado. Me gustaría tener una explicación a por qué hemos fallado tanto en momentos decisivos. Hay que entonar el mea culpa. Los mejores son los que ganan cuando deben ganar y nosotros no hemos estado a esa altura.

    Si al final no se mete el equipo en play-off, ¿lo considerarías un fracaso?

    Será una gran decepción. Entiendo el fracaso cuando no te dejas todo lo que tienes para lograrlo. Cuando buscas, rebuscas, trabajas y te dejas el alma en tu trabajo, no me puedo sentir fracasado pero sí decepcionado. Nos hemos dejado todo lo que teníamos superando muchas situaciones negativas en contra buscando soluciones y recursos de donde no los había. Decepcionado sí, fracasado no.

    ¿Has hecho cuentas para el ascenso?

    Sacando los 15 puntos creo que estás metido de sobra entre los seis primeros. Yo creo que incluso con menos nos puede llegar pero ahí dependeríamos del resto. Si la dinámica de otros equipos de dejarse puntos sigue, será así. Pero nosotros vamos a pelear por los 15 porque con los 15 nos metemos seguros. Si no somos capaces de sacarlos tendremos que ver lo que hace el resto.

    Accede como simpatizante PxR para comentar

    Ultimo partido Rayo B

    Ultimo partido Rayo Fem.


    Descubre la nueva PxR APP


    Pasión por el Rayo, once años junto al Rayo - Pasión por el Rayo Radio, dos años junto al Rayo

    Nuestra web dio sus primeros pasos en Septiembre de 2008, tras el ascenso a Segunda División

    Pasión por el Rayo cumple once temporadas junto al Rayo.. Nuestra web, una de las pioneras en la información diaria y continuada del club de Vallecas sigue su andadura y lo hace con la misma ilusión y las mismas ganas que en sus inicios.
     
    Siempre apoyados en un principio de equidad, imparcialidad e independencia, hemos tratado de llegar a todos los puntos informativos que tenían como protagonista a la franja roja.
     
    Muchas gracias a todos los que, de una manera u otra, habéis participado en este ilusionante proyecto que sigue trabajando para, dentro de unos meses, poder celebrar nuestro 12º cumpleaños.
     
    PxR Radio también os acompaña durante toda la semana en nuestra web alternativa.