LUGO 1 - RAYO 2. Crónica

El Rayo no se baja del Carro

Los vallecanos jugaron con diez jugadores el último tramo final de un partido en el que el Lugo desperdició un penalti

Escrito por Viernes, 22 Diciembre 2017

    El Rayo Vallecano cierra el 2017 con una trabajada e importante victoria en Lugo ante un rival directo. Los de Míchel no se bajan del carro y terminan terceros a un punto del ascenso directo.

    El Rayo no se baja del Carro

    Ficha técnica:

    C.D. Lugo (1): Juan Carlos, Campabadal (A) (Leuko, minuto 40), Josete, Luis Muñoz (A)(A), Luis Ruiz, Seoane, Azeez, González, Herrera (Albarracín, minuto 74), Vico y Mario Barco (Polaco, minuto 57).

    Rayo Vallecano (2): Alberto, Baiano, Velázquez, Dorado (Amaya, minuto 24) (A)(A), Alex Moreno (A), Fran Beltrán, Santi Comesaña, Unai López, Embarba, Trejo (Galán, minuto 82) y De Tomás (A) (Javi Guerra, minuto 73).

    Arbitro: Prieto Iglesias.

    Goles: 0-1. Minuto 3. Unai López; 0-2. Minuto 54. De Tomás; 1-2. Minuto 56. Luis Ruiz.


    El Rayo Vallecano consiguió una importante victoria en el Anxo Carro de Lugo para cerrar un 2017 esperanzador, que finaliza con el equipo en play-off de ascenso a Primera y con serias opciones de luchar por cosas importantes esta temporada.

    Míchel decidió retornar a su equipo "de gala" para medirse a uno de los 'gallitos' de la categoría. El técnico franjirrojo decidió devolver el lateral izquierdo a Alex Moreno, sentando a Akieme, y poner a Raúl de Tomás en punta, como hombre referencia en ataque, en detrimento del argentino Chori Domínguez. El resto, lo de siempre.

    Los primeros veinte minutos del Rayo fueron un auténtico espectáculo, apoyados principalmente en el tempranero gol de Unai López. El centrocampista recogió un gran pase de Santi Comesaña, que se había incorporado hasta la línea de fondo, y aunque su primer remate era salvado milagrosamente por el ex rayista Juan Carlos, el rechace le cayó al propio Unai para terminar 'fusilando' al arquero de Guadalajara. Era tan solo el minuto tres y en la primera llegada, el Rayo conseguía abrir el partido a su favor.

    El equipo se asentó rápidamente sobre el terreno de juego y con una gran claridad de ideas movió a su rival de lado a lado, con velocidad y con ritmo, siendo incisivo cuando las circunstancias lo permitían. Alex Moreno ponía un buen balón desde la izquierda, pero ni Embarba ni Raúl de Tomás alcanzaron a rematarlo. El Rayo se sentía cómodo y seguro, con el marcador favorable y jugando a favor de corriente. Comesaña era el jugador que manejaba el ritmo del partido. El balón rápidamente volvía a posesión del Rayo, tras presión alta, y todo marchaba viento en popa.

    Pero a partir del minuto 20 empezarían a suceder una serie de acontecimientos que, poco a poco, irían decantando el juego hacia el lado contrario. Primero, la lesión de Chechu Dorado, que estaba completando un buen partido en defensa. El central, con problemas físicos, debía abandonar el terreno de juego para ser sustituido por Antonio Amaya, que sufrió más que su compañero para defender al conjunto gallego.

    Cristian Herrera puso a prueba a Alberto García, que enviaba a córner un buen lanzamiento de falta directo. Barco remató de cabeza alto el saque desde la esquina, suponiendo estas acciones, camino de la media hora, los primeros acercamientos de un Lugo que se había visto superado desde el principio por su rival. A partir de ahí el partido cambiaría de rumbo y el Lugo, que seguía apretando muy arriba, empezaría a recuperar balones con relativa facilidad. Cristian Herrera remataba fuera un buen envío desde la izquierda, Alberto tenía que despejar de puños un córner muy cerrado... el Rayo había perdido el sitio, el orden y, lo que es más importante, la identidad.

    La segunda mitad arrancó igual que la primera, es decir, con el Rayo tomando el mando de las operaciones de nuevo. Embarba, que esta semana renovaba su vinculación con el Rayo hasta 2021, aprovechaba un grave error de la defensa gallega para encarar a Juan Carlos, aunque su remate final saldría desviado. Era el primer aviso del extremo que, apenas unos minutos más tarde, pondría un sensacional balón al segundo palo para la llegada en ventaja de Raúl de Tomás, que no perdonaba. El Rayo parecía sentenciar un partido que se volvería loco.

    Tan solo dos minutos después del tanto anotado por De Tomás, Luis Ruiz acortaba distancias con un buen remate junto al palo de la portería de Alberto tras recoger un balón suelto en la frontal del área. El Lugo se lo creía y empezaba a apretar, apoyado en el empuje de su público, que apretó durante los noventa minutos. El partido de ida y vuelta solo favorecía al Lugo y el Rayo era incapaz de ralentizar las acciones para llevarlo a un estado mucho más controlado y previsible.

    A falta de diez para el final se produciría la jugada que, en principio, parecía suponer la remontada final para los locales. Un claro penalti cometido por Amaya al golpear a un rival en su intento de despeje le costaba al central su segunda cartulina. El Rayo se quedaba con diez y con un penalti en contra que el delantero del Lugo, Polaco, desaprovecharía lanzando alto en su intento a 'lo Panenka'. A partir de ahí, el Rayo tuvo que remar contracorriente, apretar los dientes y dejarse todo para mantener a raya a un Lugo que siguió buscando el empate.

    Para cerrar el encuentro, Embarba probaba fortuna con un buen lanzamiento de falta y tanto Guerra como el propio Embarba no acertaban a rematar un último balón que rondaba las inmediaciones de la portería de un Lugo que pudo empatar, que se subió a la ola de la victoria y que perdió su momento para ver cómo el Rayo cierra el 2017 sumido en el mejor de sus sueños de grandeza. La victoria en el Anxo Carro permite a los de Míchel cerrar el año en zona de promoción a un solo punto del ascenso directo a Primera. Es tiempo para seguir soñando.

    Accede como simpatizante PxR para comentar

    Descubre la nueva PxR APP



    Pasión por el Rayo cumple ocho años

    Nuestra web dio sus primeros pasos en Septiembre de 2008, tras el ascenso a Segunda División

    Pasión por el Rayo ha alcanzado los ocho años de edad. Nuestra web, una de las pioneras en la información diaria y continuada del club de Vallecas sigue su andadura y lo hace con la misma ilusión y las mismas ganas que en sus inicios.
     
    Siempre apoyados en un principio de equidad, imparcialidad e independencia, hemos tratado de llegar a todos los puntos informativos que tenían como protagonista a la franja roja.
     
    Muchas gracias a todos los que, de una manera u otra, habéis participado en este ilusionante proyecto que sigue trabajando para, dentro de unos meses, poder celebrar nuestro noveno cumpleaños.