CRÓNICA

Mollerussa 1-3 Rayo Vallecano: El primer paso

El Rayo avanza de ronda y busca repetir lo logrado en la 21/22

Escrito por Martes, 15 Noviembre 2022

    Los de Andoni Iraola acabaron el partido con 6 titulares habituales en el 11

    Nteka y Diego Méndez, celebran el 1-2 del Rayo en MollerussaNteka y Diego Méndez, celebran el 1-2 del Rayo en Mollerussa(c) Rayo Vallecano

    Ficha técnica:

    Mollerussa (1): Puigros, Sasha (Jordi Bernat, minuto 72), Pau Font (Kiko, minuto 82), Nico, Rocky, Ars (Totti, minuto 64), Porta (Delgado, minuto 82), Jofre (Patrice, minuto 72), Putxi, Genís y Adriá

    Rayo Vallecano (3): Diego López, Mario Hernández, Mumin, Saveljich, Pep Chavarría, Mario Suárez (Unai López, minuto 82), Diego Méndez (Santi Comesaña, minuto 78), Pablo Muñoz (Isi, minuto 64), Randy Nteka (Trejo, minuto 64), Bebé (Álvaro García, minuto 78) y Camello

    Arbitro: Soto Grado

    Goles: 0-1. Minuto 22. Bebé. 1-1. Minuto 32. Nico (p.). 1-2. Minuto 52. Diego Méndez. 1-3. Minuto 76. Camello.


    MOLLERUSSA 1 (Nico) -RAYO VALLECANO 3  (Bebé, Diego Méndez y Camello)

     

    Puede que suene presuntuoso o incluso disparatado pero para quienes no son habituales las alegrías suele necesitar poco o casi nada para ilusionarse al máximo. Y en Pasión por el Rayo Radio ya estamos soñando con repetir un papel como el que en la campaña 21/22 nos dejó a 4 minutos de la prórroga para entrar en la final. El primer paso ya está dado.El Rayo Vallecano ganó al Mollerussa tal y como se esperaba en todas las quinielas. Pero no lo hizo sin esfuerzo. Y es que los sueños que parecen casi imposibles de conseguir requieren siempre una dosis extra de trabajo.

    Eso fue lo que ofreció el equipo franjirrojo en la ciudad ilerdense que se vistió de gala para el choque. Quizá más en la segunda mitad que en la primera. Sí, podemos admitirlo. Pero no fue sencillo doblegar al equipo catalán y a su afición que aún después del pitido final creo que todavía soñaban con poder remontar.

    Porque si el rayismo estaba ilusionado más lo estaba la parroquia local que casi llenó el Camp Municipal d'Esports de Mollerussa. Hay que reconocer que el Rayo Vallecano puede que no luzca tan bien en un cartel copero como el de otros clubes de la capital. Pero el recibimiento que la ciudad y la hinchada brindó a los nuestros fue digna de un equipo Champions. Uno de esos momentos en los que a uno se le llena el pecho de orgullo. Y más aún cuando al acabar el choque todos y cada uno de nuestros jugadores se pararon con quienes le solicitaban una foto.

    Nadie quería irse a casa sin un recuerdo de esa maravillosa mañana de fútbol. Bajo un sol brillante y un cielo azul al que no estamos tan acostumbrados saltó el Rayo al municipal de Mollerussa con la esperada revolución en el 11 que podéis ver en la ficha técnica. Solo Camello entraba en liza tras su suplencia contra el Celta de Vigo. A todos ellos les costó hacerse al juego propuesto por el equipo albiazul. Presión intensa, balones largos y divididos, mucha brega y duelos que casi siempre caían del lado local para regocijo de un público entregado a la causa.

    En este juego los porteros vivían con relativa calma. Sin estrenar sus guantes. Pensando quizá ya en sus vacaciones. Pero cuando el peligro pisó las áreas tampoco fueron determinantes. Puigros solo pudo acompañar con la mirada el golazo de falta de Bebé y lo mismo Diego López con el cabezazo de Nico al primer palo. El 0-1 en el ecuador podía haber dado pie a una sangría pero nada más lejos de la realidad. El empate fue justo y merecido. Y de ahí al final del primer tiempo, mucho más empuje ante un Rayo muy desdibujado.

    El paso por vestuarios, y quien sabe si la charla de Andoni, espabiló a los vallecanos que reclamaron el balón y empezaron a acumular ocasiones. En una de ellas Diego Méndez buscó acabar jugada a bote pronto con el exterior de la pierna derecha desde la frontal del área. Parecía que se quitaba el balón de encima para evitar una pérdida mas contra, pero su disparo se fue envenenando y acabó traspasando la línea de gol acariciando las mallas mansamente. Un debut inmejorable para el canterano.

    Los cambios de unos y otros para meter piernas frescas no surtieron el efecto esperado y hubo que esperar hasta casi el minuto 80 con 6 de los 11 habituales de Iraola en el césped para ver la sentencia. Jugada de tiralíneas y paredes de Trejo y Camello, tuya-mía, pase al hueco que dejó mano a mano al delantero contra el guardameta ilerdense. 1-3 y se desvanecía el sueño de los humildes para dar vida al de la barriada obrera. El primer paso ya está dado en un viaje que esperamos terminar junto a vosotros el próximo 6 de mayo.


     
    Accede como simpatizante PxR para comentar


    Próximo partido

    29-12-2022 17:00


    Descubre la nueva PxR APP