ZARAGOZA 3 - RAYO 2. Crónica

La pegada derrota a la insistencia

Los de Míchel merecieron un mejor resultado ante un Zaragoza que fue mucho más contundente en ataque

Escrito por  Sábado, 11 Noviembre 2017

El Rayo Vallecano perdió un increíble partido en el que consiguió empatar (2-2) tras marcharse perdiendo al descanso (2-0), para ceder finalmente ante la pegada del Zaragoza.

La pegada derrota a la insistencia Archivo PxR

Ficha técnica:

R. Zaragoza (3): C. Alvarez, Delmás, Verdasca (A) (Mikel González, minuto 45), Grippo, Angel Martínez, Zapater, Eguaras (Pombo, minuto 61), Febas, Guti (Javi Ros, minuto 92), Toquero y Borja Iglesias.

Rayo Vallecano (2): Alberto, Abdoulaye (A), Velázquez, Baiano, Alex Moreno, Fran Beltrán (Manucho, minuto 80), Santi Comesaña (A), Trejo, Unai López (Diego Aguirre, minuto 52), Embarba y Raúl de Tomás (A) (Chori Domínguez, minuto 75).

Arbitro: Areces Franco.

Goles: 1-0. Minuto 25. S. Grippo; 2-0. Minuto 41. Febas; 2-1. Minuto 53. De Tomás; 2-2. Minuto 72. Trejo; 3-2. Minuto 77. Pombo.


El Rayo pagó su falta de contundencia en las áreas, ante un Zaragoza que estuvo más efectivo de cara a puerta y que, tras ver cómo los rayistas remontaban un 2-2, logró un nuevo gol para redondear un partido dominado claramente por los de Míchel.

Los primeros minutos del partido fueron vibrantes, intensos y muy dinámicos por ambos lados. Los vallecanos pudieron adelantarse con un mano a mano mal definido por Raúl de Tomás que, solo ante Cristian Alvarez, estrelló el balón en el cuerpo del ex guardameta del Rayo que tapó bien los huecos para evitar que el conjunto vallecano, que empezó bien el partido, pusiera tierra de por medio. Los maños, que entraron en la disputa y en la contrapegada, permitieron que el partido fuera directo y vibrante. Una llegada con remate de Guti y un centro-chut peligroso a cargo de Embarba, servirían de antesala para el primero de la tarde. Un centro lateral de Eguaras sería rematado de cabeza por Simone Grippo, que superó a Abdoulaye en el salto para poner a los suyos por delante (Minuto 25).

El Rayo, con más posesión de balón, lamentaba las ocasiones perdidas y seguía acumulando llegadas con peligro... pero sin definición. Tras una gran parada de Alberto a remate de Borja Iglesias sería Embarba el que, recogiendo un balón suelto en el punto de penalti, no acertaría con la portería al rematar directamente fuera sin oposición de ningún defensa zaragocista. Otra que se iba al limbo.

El partido seguía con su extraño desarrollo. El balón le pertenecía a un Rayo negado de cara a puerta, mientras la pegada caía del lado de un Zaragoza que estuvo mucho más acertado en los metros finales. Toquero salvó bajo palos un rechace tras saque de esquina, salvando de nuevo a su equipo, y dos minutos más tarde, en una gran acción colectiva de los zaragocistas, Febas redondeaba la gran primera mitad vivida en La Romareda con un remate a portería que superaba a Alberto para subir un exagerado 2-0 al marcador y complicar las cosas a un Rayo que hizo muchas cosas bien, salvo acertar en el remate final.

Los de Míchel tenían que hacer algo para que la dinámica del encuentro no terminara 'engulléndoles' por completo. Tras el descanso, el conjunto maño decidía no arriesgar y Verdasca, uno de los centrales que había sido amonestado en la primera mitad, sería sustituido por Mikel González, evitando cualquier situación de riesgo en las inmediaciones del área de C. Alvarez. Rápidamente, Míchel movería ficha para dar entrada a Diego Aguirre en lugar de Unai López (minuto 51), buscando más profundidad y llegada por banda. Los primeros minutos del Rayo volvían a ser intensos y eléctricos. Los vallecanos encontrarían pronto premio a su trabajo con un remate de Raúl de Tomás en el segundo palo tras pase de Embarba, que metía de nuevo a los vallecanos en un partido del que nunca les deberían haber sacado (2-1, minuto 53).

El gol franjirrojo potenciaría de manera descarada el fútbol más alegre y vistoso de un Rayo animoso que siguió a la carga en busca de la remontada. Un par de llegadas al área local llevó también el nerviosismo a la grada de un estadio en el que el Rayo quería seguir siendo protagonista. Comesaña caía dentro del área derribado por un defensa del Zaragoza en una acción 'obviada' por el colegiado, que además amonestaba a De Tomás ante sus protestas. El Rayo seguía y seguía atacando. Aguirre estrelló un remate peligroso en la espalda de Angel. El dominio abrumador de los vallecanos parecía encaminar el partido hacia un desenlace que inquietaba a la hinchada local, con un Rayo presionante, dominador y con mucha presencia ofensiva.

Después de veinte minutos clamorosos de fútbol vallecano, el Zaragoza pareció quitarse de encima la asfixiante presión de un Rayo que pareció tomarse un respiro para volver a presionar 'a lo bestia' a su rival. Trejo empató el duelo con un remate dentro del área aprovechando un rechace tras intento de regate de Embarba (2-2. minuto 72). Con el partido empatado, Míchel decidía que era el momento de disfrutar de Chori Domínguez, que entró en sustitución de Raúl de Tomás.

El Rayo ya tenía el partido donde quería de nuevo, encaminado hacia el remate definitivo, pero una acción aislada de Borja, que superó claramente a un 'blandito' Abdoulaye, serviría para que Pombo, que se había incorporado en la segunda mitad, volviera a poner por delante a un Zaragoza que parecía noqueado tras el empate vallecano (3-2, minuto 77). El tercer gol zaragozano obligaba a Míchel a prescindir de un mediocentro (Fran Beltrán) para incorporar a Manucho en punta de ataque. Más madera arriba para enmendar en diez minutos lo que el equipo había perdido en apenas un segundo.

Los minutos finales serían desesperantes para un Rayo que había hecho lo más difícil, para "fallar" cuando todo parecía ponerse de cara. Una caída de Manucho dentro del área tras agarrón más empujón de Grippo terminaría encendiendo al banquillo franjirrojo, tras comprobar que el colegiado volvía a mirar para otro lado. Ahí se esfumó la última ocasión para enmendar la situación de un Rayo que mereció mucho más, pero que cedió ante un Zaragoza que ganó por su pegada.

Accede como simpatizante PxR para comentar
 


 

Pasión por el Rayo cumple ocho años

Nuestra web dio sus primeros pasos en Septiembre de 2008, tras el ascenso a Segunda División

Pasión por el Rayo ha alcanzado los ocho años de edad. Nuestra web, una de las pioneras en la información diaria y continuada del club de Vallecas sigue su andadura y lo hace con la misma ilusión y las mismas ganas que en sus inicios.
 
Siempre apoyados en un principio de equidad, imparcialidad e independencia, hemos tratado de llegar a todos los puntos informativos que tenían como protagonista a la franja roja.
 
Muchas gracias a todos los que, de una manera u otra, habéis participado en este ilusionante proyecto que sigue trabajando para, dentro de unos meses, poder celebrar nuestro noveno cumpleaños.