RAYO 2 - LEVANTE 1. Crónica

El Rayo toma aire ante el líder

Los de Míchel no hicieron su mejor partido pero sumaron una importante victoria

Escrito por  Sábado, 06 Mayo 2017

El Rayo Vallecano derrotó al Levante en un partido en el que no estuvo cómodo y que se decidió con un tanto anotado por Lass en el segundo período. Los vallecanos toman aire antes de su final ante el Alcorcón.


Ficha técnica:

Rayo Vallecano (2): Mejías, Quini, Iñiguez, Amaya, Alex Moreno, Trashorras, Baena (Comesaña, minuto 64)(A)(A), Diego Aguirre (Lass, minuto 45), Embarba, Fran Beltrán y Javi Guerra (Manucho, minuto 69).

Levante  (1): Oier, Rober (Espinosa, minuto 6), Verza, Roger, Rubén (Jason, minuto 65), Morales, Postigo (A), Rodríguez, Casadesus, Montañés (A) (Muñoz, minuto 80) y Abraham.

Arbitro: Gorostegui Fernández.

Goles: 1-0. Minuto 16. Embarba; 1-1. Minuto 40. Roger; 2-1. Minuto 66. Lass.


El Rayo Vallecano volvió a subirse a la ola buena y, a favor de viento, consiguió una victoria trabajada y sufrida ante un Levante que llegaba a Vallecas con los deberes hechos y que estuvo por debajo de lo esperado para su potencial y su dominio de la competición. Las cosas no empezaron bien para los levantinistas, que tuvieron que cambiar la alineación sobre la marcha ante los problemas estomacales que sufrieron varios de sus futbolistas. Con este primer contratiempo y con el cambio de Rober tras apenas seis minutos disputados, los de Muñiz vieron cómo de principio las cosas se ponían mal para sus intereses.

En el conjunto vallecano, Míchel, que tiró de Mejías para sustituir a Gazzaniga, probó otras alternativas más allá que la de situar a Quini en lugar de Galán o la de conceder de nuevo toda la banda izquierda a Moreno y Aguirre o volver a confiar en Embarba, que regresaba al equipo tras cumplir un partido de sanción. El técnico vallecano preparó el duelo ante el líder con Baena y Trashorras en el centro del campo y con el pulmón del equipo, Fran Beltrán, de media punta para trabajar a la espalda de un Javi Guerra que hoy estuvo muy por debajo de su habitual entrega (de los remates u ocasiones, mejor ni hablar). El malagueño sería sustituido en la segunda mitad y escuchó algunos reproches de su propia grada.

El Levante decidió que, si el Rayo quería tener el control del partido, lo tendría, pero con las cartas marcadas. Los valencianos ordenaron sus líneas, se juntaron, estuvieron atentos a las coberturas y buscaron las contras para incomodar a un equipo que, cuando no encuentra vías de penetración, se incomoda y sufre. Así fue el partido. El Rayo tenía el balón, sin jugar con frescura, y el Levante intentaba correr. La principal diferencia hoy estuvo en que el cuadro franjirrojo gozó de varias ocasiones claras de gol y que el portero visitante tuvo que trabajar, más allá de recoger el balón de su portería en un par de ocasiones.

Tras un primer cuarto de hora en el que ambos equipos dejaron claras sus intenciones, Embarba abriría el camino de la victoria tras un pase espectacular de Pablo Iñiguez culminado por el extremo en el 1-0, que parecía quitar presión a un equipo tensionado por su situación en la tabla. Nada más lejos de la realidad. El Rayo, pese a la ventaja en el marcador, siguió sin tener claridad de ideas en su juego, sufrió demasiado en el espacio defensivo y concedió ocasiones a un Levante que no había venido de paseo, pero al que se le notaba la falta de intensidad competitiva al nivel más exigente.

Con Diego Aguirre sin explotar la banda y con Javi Guerra a un ritmo desesperantemente bajo, sobresalió una vez más la imponente figura del más pequeño de la clase. Fran Beltrán acompañó a Trashorras para iniciar jugadas (a veces solaparon sus posiciones en el campo), presionó tras pérdida en banda y en el centro, bajó a ayudar a Baena y se movió entre líneas como si llevara toda la vida jugando en esa posición y en esta categoría. Un espectáculo.

Pasaban los minutos y el Rayo no era capaz de encontrar el camino. Es más, Amaya, que había tenido un par de errores atrás que pusieron en peligro la puerta del recién estrenado Mejías, pondría la guinda a su actuación en la primera mitad quedándose 'enganchado' en el fuera de juego, para permitir a Roger hacer el 1-1 a falta de cuatro minutos para el descanso. El Levante, sin apenas haber querido tener protagonismo en el partido, hacía tambalearse a un Rayo que tuvo que sufrir para salvar los muebles.

La segunda mitad arrancó con los dos equipos empeñados en poner problemas al rival en la salida del balón y con escasas ocasiones de gol por ambos lados. Baena tuvo una tras un remate de cabeza salvado por el meta Oier, que nada pudo hacer para evitar el 2-1 marcado por Lass a falta de poco más de veinte minutos para el final. Con el marcador a favor, el Rayo buscó abrir más el campo y un par de acciones de Lass estuvieron cerca de haber convertido el final del choque en un mero trámite, algo que también pudo haber ocurrido si el colegiado hubiera estado más contundente en las acciones de área del conjunto valenciano. Un claro agarrón dentro del área a Santi Comesaña, que se había incorporado al juego en la segunda mitad, y una falta más que evidente a Embarba cuando se escapaba hacia puerta, pudieron cambiar los minutos finales de un partido que finalizó con un conato de tangana y con el gallego Comesaña expulsado una vez indicado el camino de los vestuarios.

El Rayo toma aire antes de 'jugarse la vida' con el vecino Alcorcón.

Accede como simpatizante PxR para comentar

Podcast PxR - Programa 5

 


 

Pasión por el Rayo cumple ocho años

Nuestra web dio sus primeros pasos en Septiembre de 2008, tras el ascenso a Segunda División

Pasión por el Rayo ha alcanzado los ocho años de edad. Nuestra web, una de las pioneras en la información diaria y continuada del club de Vallecas sigue su andadura y lo hace con la misma ilusión y las mismas ganas que en sus inicios.
 
Siempre apoyados en un principio de equidad, imparcialidad e independencia, hemos tratado de llegar a todos los puntos informativos que tenían como protagonista a la franja roja.
 
Muchas gracias a todos los que, de una manera u otra, habéis participado en este ilusionante proyecto que sigue trabajando para, dentro de unos meses, poder celebrar nuestro noveno cumpleaños.