UCAM 0 - RAYO 1. Crónica

San Paulo resucita al Rayo

El portero argentino salvó en varias ocasiones a su equipo con paradas de auténtico mérito

Escrito por  Domingo, 16 Abril 2017

El Rayo Vallecano derrotó al UCAM Murcia en un mal partido en el que sobresalió la figura de Gazzaniga, que salvó a los de Míchel de una derrota segura.


Ficha técnica:

UCAM (0): Fernando, Góngora, Hugo Alvarez, Basha (Juande, minuto 39), Jona, Collantes, Unai Albizua (A), Kitoko (Tekio, minuto 9), Vicente (Nono, minuto 64), Tito e Ibán Salvador.

Rayo Vallecano (1): Gazzaniga, Galán, Amaya, Zé Castro (A), Alex Moreno, Trashorras (Baena, minuto 64), Fran Beltrán, Comesaña, Embarba (A), Ebert (Quini, minuto 88) y Javi Guerra (Manucho, minuto 72).

Arbitro: Cuadra Fernández.

Goles: 0-1. Minuto 26. Javi Guerra.


El Domingo de Resurrección trajo consigo la versión más gris del Rayo Vallecano, la apagada, anodina y aburrida versión de las tardes en las que 'ni fu ni fa', esas en las que cualquier UCAM de turno, con todos los respetos, te genera tantas ocasiones que debes aferrarte a los típicos "la pegada", "la fortuna" o "hacer a un portero internacional", para intentar explicar lo que en circunstancias normales hubiera sido una derrota tan merecida como justificada. Los de Míchel llegaban al duelo de la Condomina subidos al barco del buen fútbol, de la generación, del defender con y sin balón, en definitiva, el espíritu recuperado por el técnico franjirrojo, pero  hoy se esfumó todo eso. El partido ante el UCAM se puede definir como 'partido de Segunda', jugado por dos dignos representantes de esa categoría que el año que viene quieren seguir perteneciendo al fútbol profesional.

El técnico vallecano dejó atrás las probaturas realizadas ante el Tenerife y volvió a un esquema más lógico y reconocible. Un mediocentro creador, Roberto Trashorras, y otro para guardar las espaldas, Fran Beltrán; dos hombres de banda de características muy diferentes, Embarba y Ebert, un media punta que acabó el partido totalmente desfondado, Santi Comesaña, y un delantero que hoy la que tuvo la mandó dentro, Javi Guerra, conformaron un once al que regresó Amaya, que compartió sitio con Zé Castro ante la lesión de Dorado. Galán y Alex Moreno fueron los encargados de atacar y defender por las bandas. Así formó Míchel un equipo en el que destacó el único que nos falta por nombrar. La portería, perfectamente custodiada por San Paulo Gazzaniga brindó tres valiosos puntos a un Rayo Vallecano que sufrió con balón y también sin balón y que, en fases del partido, fue inferior a un UCAM Murcia al que le faltó lo que tuvo el Rayo, la pegada.

Los murcianos, que saben que sus opciones de salvación pasan por sacar puntos de sus enfrentamientos con rivales directos, plantearon el partido buscando aperturas a las bandas y llegadas en segunda oleada. Así generaron peligro en los primeros compases de un partido que arrancó con el Rayo encerrado en su área y rezando para que la procesión finalizara sin mayores contratiempos. El UCAM acumulaba ocasiones de peligro con remates fuera o envíos a las manos de un Gazzaniga que todavía no imaginaba ni lo que se le vendría encima ni, por supuesto, lo que se sacaría de encima. Ante la falta de acierto de los locales, el Rayo pareció quitarse de encima la insistente presión azul y, pese a no aportar nada ni al partido en particular ni al fútbol en general, al menos dejó de sufrir. Si además sumamos a esta circunstancia que, en la primera y única ocasión de la primera parte, Javi Guerra acertó a rematar a gol un buen envío lateral, nada podía salir mal en la tarde de hoy.

El Rayo intentó trabajar lo que habitualmente hace, pero ni Trashorras tuvo su día, no encontrando nunca vías de escape a la presión del equipo murciano, ni Comesaña se presentó como alternativa, ni Ebert o Embarba (el de Azuqueca un poco más) vieron fácil el camino hacia el ataque. El conjunto vallecano se perdía y cada vez sufría más, terminando el partido encerrado en su área y no sabiendo aprovechar el agotamiento físico de un rival que se topó una y otra vez con el héroe del partido, el portero argentino Gazzaniga. El guardameta vallecano salvó al Rayo por arriba, por abajo, en 'mano a mano' con los delanteros, saliendo a tapar todos los huecos, en definitiva, su estelar actuación permitió al conjunto franjirrojo arrancar tres puntos que le permiten 'meter tierra de por medio' con el descenso y empezar a calibrar sus opciones de salvación. Hoy a falta de fútbol, el portero y el resultado resucitaron al Rayo.

Accede como simpatizante PxR para comentar

Podcast PxR - Programa 5

 


 

Pasión por el Rayo cumple ocho años

Nuestra web dio sus primeros pasos en Septiembre de 2008, tras el ascenso a Segunda División

Pasión por el Rayo ha alcanzado los ocho años de edad. Nuestra web, una de las pioneras en la información diaria y continuada del club de Vallecas sigue su andadura y lo hace con la misma ilusión y las mismas ganas que en sus inicios.
 
Siempre apoyados en un principio de equidad, imparcialidad e independencia, hemos tratado de llegar a todos los puntos informativos que tenían como protagonista a la franja roja.
 
Muchas gracias a todos los que, de una manera u otra, habéis participado en este ilusionante proyecto que sigue trabajando para, dentro de unos meses, poder celebrar nuestro noveno cumpleaños.